Un Diario Para Ayudarte a Perder Peso

Es el consejo más importante y, al mismo tiempo, simple que lo ayudará a perder peso, y no es más que mantener un diario con sus hábitos alimenticios. La pérdida de peso es un esfuerzo que se acompaña de una ingesta reducida de calorías, un mayor consumo de energía o una combinación de ambos. Pero lo más importante es cambiar los hábitos alimenticios para mantener las libras que ha perdido.

 Un registro diario generalmente incluye un registro detallado de: comidas, bocadillos y tiempos de consumo, estado de ánimo y actividad física. Los estudios científicos que han explorado el efecto del diario en la pérdida de peso han demostrado que las personas que registraron lo que comieron durante los tiempos de dieta perdieron el doble de peso que los que simplemente siguieron una dieta sin utilizar un registro diario. Entonces, ¿es importante entender por qué una herramienta tan simple puede ayudarlo a perder peso?

 El diario de los hábitos alimenticios es una piedra angular para cambiar el comportamiento de una persona que quiere perder peso. En las ciencias de la psicología y la sociología, una persona es capaz de seguir sus hábitos, de evaluar su comportamiento, de darse cuenta de sus errores y, finalmente, de corregirlos. Exactamente de la misma manera que un fantasma no entiende que no tiene una buena voz a menos que se escuche a sí mismo grabado, por lo tanto, alguien que constantemente se inserta en el día debe darse cuenta de este hábito después de registrarlo por primera vez en el diario.

 A menudo, en un diario se le pide que llene la sensación de hambre en el momento de comer en una escala del 1 al 10. Así que uno puede darse cuenta fácilmente de que no necesariamente tiene hambre cada vez que abre el refrigerador para picar algo, pero El hambre de la mente que lo lleva a comer. De manera similar, muchas parejas entienden que cuando comen juntos consumen grandes cantidades de alimentos, o comer frente al televisor o la computadora pueden perder la medida. Igualmente importante es el registro de las emociones después de consumir algo de comida. Se ha demostrado que después de comer una comida balanceada que contiene proteínas, carbohidratos y ensalada (por ejemplo, pescado con papas y verduras) uno se siente lleno y lleno de energía, Así que el diario ayuda a conectar nuestra emoción con lo que comemos.

El calendario diario también nos permite corregir los conceptos erróneos que tenemos sobre nosotros mismos y, sobre todo, sobre la cantidad y la calidad de nuestras comidas. Por ejemplo, a menudo escuchará a alguien decir que no come dulces en el día. Pero al registrar sus hábitos, esta persona puede darse cuenta de que en realidad no come un pedazo de pastel, sino que consume pequeñas cantidades de dulces en el día, por ejemplo, una galleta y un pedazo de chocolate y un poco de dulce de la cuchara, que acumulan de forma acumulativa muchas calorías.

  Todas estas verdades dirían que llegan a los foros a través del diario de nuestros hábitos alimenticios, lo que nos da una motivación interna para cambiar nuestra dieta para mejor. Pruébelo y vea cómo su efectividad es mayor que la de la dieta más ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *